Estados de México – El horizonte laboral de la iGeneration

La iGeneration, transición entre millennials y Generación Z, es un grupo de la población que da sus primeros pasos para definir su senda profesional, indica un estudio de Adecco, empresa líder en soluciones de capital humano. 

Estos jóvenes nacieron en la última década del siglo XX y su existencia no se entiende sin el uso y la constante evolución de las tecnologías de la información y comunicación para el quehacer de su vida diaria.

En colaboración con la Universidad de la Comunicación, se levantó la encuesta entre más de 300 participantes nacidos entre 1990 y 1998 para conocer las expectativas de esta generación que dicta los parámetros del nuevo orden organizacional.

La iGen, nativa de los medios digitales, creció con hábitos de interacción, consumo y socialización que se han vuelto inherentes a su personalidad y modo de vida.

Por lo que, en materia de atracción de talento, “captar su atención se ha convertido en un reto y oportunidad fundamental para asegurar la continuidad y supervivencia de las organizaciones”, explica Salvador de Antuñano, director de recursos humanos de Adecco México.

De este modo, es importante tener en cuenta tres variables que los profesionales de los recursos humanos, ya sea en cualquier industria y con base en las diversas profesiones que existen, deben tomar en cuenta que se debe emocionar, atraer y remunerar

De hecho, 83% de la iGeneration señala que el principal motivo por el que elegiría un trabajo sería porque les permite desarrollarse profesional y personalmente, encontrándose el salario en segundo lugar; asimismo, el 53% de los integrantes de la iGen elegiría trabajar en una empresa donde les ofrecieran oportunidades de crecimiento, seguido de la flexibilidad de un trabajo que le permita satisfacer su vida personal (16%).

“Más allá de un salario, los jóvenes talentos buscan un ambiente de trabajo donde se fomente el intercambio de ideas, se les invite a proponer alternativas y sean respetados.

“¿Qué sentido tiene contratar a un talento creativo con las habilidades que una compañía necesita, si al final no se le dan los recursos tecnológicos o si no hay un ambiente en el que se le motive a crecer y ser feliz?”, agregó De Antuñano.

El estudio descubre un probable vínculo de la iGeneration entre su preocupación por contar con la oportunidad de crecer profesionalmente, tener un balance sano entre vida y trabajo, y ser capacitados constantemente de la mano de líderes que les permitan desarrollar sus ideas y trabajar desde casa.